Uruguay rechaza cualquier tipo de intervención militar en América Latina

Rodolfo Nin Novoa, ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, en la Asamblea General de la ONU. Foto: ONU/Cia Pak

Share

25 de septiembre, 2017 — Uruguay expresó hoy su rechazo a cualquier insinuación de intervención militar para dirimir conflictos en América Latina ya que este tipo de acciones sólo han traído “miseria” a la región.

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, aseguró que en la experiencia histórica del continente el saldo de estas operaciones sólo ha sido un cúmulo de violencia, pobreza e inestabilidad.

“América Latina está monolíticamente unida en contra de esos enfoques intervencionistas y belicistas que no resultan ni racionales ni prudentes”, dijo el canciller.

En su intervención, el ministro hizo un enérgico llamado al desarme y la cooperación internacional para resolver los conflictos. “El incremento de los conflictos armados, caracterizados por la violencia sin precedentes (…), la proliferación de armas de destrucción masiva, el avance del terrorismo, el hambre y los efectos devastadores del cambio climático hacen que sea necesario más que nunca un compromiso de la comunidad internacional para afrontarlos”, afirmó.

Según Nin, la desigualdad sigue siendo la causa principal de la mayor parte de estos problemas y como culpables apuntó a la mala organización y el inequitativo reparto del poder y los recursos nacionales e internacionales.

El canciller uruguayo también insistió en que la diplomacia es la única respuesta para las tensiones internacionales. “Diplomacia, diplomacia y más diplomacia es el camino que debemos recorrer”, subrayó Nin.

El ministro afirmó que debe haber una prohibición total y eliminación de las armas de destrucción masiva. Como dato alarmante indicó que nueve países poseen más de 17.000 armas nucleares, de las cuales aproximadamente 2.000 están listas para ser usadas a los pocos minutos de una advertencia.

En este contexto, el canciller recalcó que Montevideo condena los ensayos balísticos de Corea del Norte y exhortó al país a abandonar los programas nucleares existentes y respetar los dictámenes de la ONU. Sin embargo, también añadió una advertencia a las grandes potencias.

“Exhortamos a todos los países y especialmente a los grandes, a Estados Unidos, a evitar escaladas verbales que siempre anteceden a lo largo de la historia a tragedias mayores, midiendo cada palabra con responsabilidad, y rehuyendo toda retórica de la violencia”, dijo el canciller.

Noticias relacionadas