Siria está determinada a erradicar el terrorismo de su territorio, señala su ministro de Asuntos Exteriores

Walid Al-Moualem, viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores de Siria, en la Asamblea General de la ONU. Foto: ONU/Cia Pak

Share

23 de septiembre, 2017 — Desde el inicio de la guerra que dura ya más de seis años, el gobierno sirio ha seguido dos políticas: combatir el terrorismo y trabajar en busca de una solución política que evite un mayor derramamiento de sangre y restablezca la estabilidad en el país, afirmó hoy el viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Walid Al-Moualem.

Ante el pleno de la Asamblea General de la ONU, el canciller aseveró que Siria está determinada a erradicar el terrorismo de su territorio y señaló que la liberación de Alepo y Palmira y el levantamiento del sitio de Deir Ezzor son una prueba de que ese objetivo puede alcanzarse.

Al-Moualem advirtió, no obstante, que la ideología extremista continuará esparciéndose por el mundo como un tumor dañando a todos los pueblos, a menos que los gobiernos asuman un compromiso genuino de trabajar unidos para confrontarlo. Esta lucha, agregó, debe respetar la soberanía de los Estados.

En el frente político, el diplomático aseguró que el gobierno sirio ha apoyado las iniciativas para poner fin a la guerra desde el inicio de la crisis. Sin embargo, dijo, esos planes han fracasado porque los Estados que apoyan y alimentan el terrorismo han persistido sus políticas agresivas contra Siria.

Al-Moualem refrendó el compromiso de su país con el proceso de Ginebra y explicó que aún no ha dado resultados por la falta de una auténtica oposición nacional que pueda asociarse al futuro de Siria.

“Y porque los países con influencia sobre esas otras partes siguen bloqueando este proceso tan significativo. Es realmente desafortunado que estos países que bloquean la situación en Siria sean miembros de esta organización internacional, e incluso miembros permanentes del Consejo de Seguridad”, puntualizó.

En este sentido, acusó a la “Coalición Internacional liderada por Estados Unidos” para combatir a los grupos terroristas como el ISIS, de haber matado a más civiles que extremistas, de haber destruido infraestructura vital y de haber utilizado armas prohibidas, como las bombas de fósforo. Recordó también que el desplazamiento masivo de población y el alto número de refugiados son consecuencia del terrorismo.

Añadió, por otro lado, que los sirios se sienten alentados por los avances logrados en las conversaciones de Astana, que han establecido varias zonas de reducción de violencia en el territorio nacional.

Finalmente, Al-Moualem subrayó que cualquier solución al conflicto sirio debe respetar el rechazo total al terrorismo, la unidad territorial de Siria y el rechazo a toda interferencia externa en las decisiones políticas sobre el futuro de Siria. “Sólo los sirios tiene derecho a tomar esas decisiones, ya sea ahora o en el futuro”, enfatizó.

Noticias relacionadas