El endurecimiento del bloqueo es un retroceso en las relaciones bilaterales con EE.UU., afirma Cuba

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, habla ante la Asamblea General de la ONU. Foto de archivo: ONU/Cia Pak

Share

22 de septiembre, 2017 — El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba aseveró hoy que la decisión del presidente Estados Unidos, Donald Trump, de revertir el pasado mes de junio los acuerdos alcanzados entre ambos países durante la época del presidente Barack Obama, suponen una regresión en las relaciones bilaterales entre ambas naciones y mina su relación.

Bruno Rodríguez Parrilla denunció ante la Asamblea General de la ONU el endurecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero estadounidense a la isla y señaló que cualquier maniobra para destruir la revolución está condenada al fracaso.

“Esas decisiones ignoran el apoyo de amplios sectores estadounidenses, incluyendo la mayoría de la emigración cubana, al levantamiento del bloqueo y la normalización de las relaciones. Satisfacen sólo los intereses de un grupo de origen cubano del sur de Florida, cada vez más aislado y minoritario, que insiste en dañar a Cuba”, señaló.

Con relación a la actualidad política en América Latina, Parrilla advirtió sobre las amenazas a la paz y estabilidad que enfrenta la región, y puso como ejemplo la situación en Venezuela.

“La agresión y la violencia golpista contra Venezuela dañan a toda “Nuestra América” y sólo benefician los intereses de quienes se empeñan en dividirnos para ejercer su dominación sobre nuestros pueblos, sin que les importe generar conflictos de consecuencias incalculables en esta región”, dijo el canciller cubano.

Advirtió que la oposición que quiere derrocar al presidente Maduro por “vías inconstitucionales asumirá una seria responsabilidad ante la historia".

Durante su intervención, Parrilla también se refirió a la falta de medios para implementar la Agenda 2030 de Naciones Unidas y responsabilizó a Estados Unidos y a algunos países industrializados de esta situación.

Respecto a los supuestos “ataques sónicos” sufridos por el personal diplomático estadounidense en La Habana, Parrilla señaló la falta de evidencias tras una investigación de alto nivel efectuada por el gobierno.

Asimismo, manifestó que la pesquisa sigue en curso y pidió la colaboración de las autoridades estadounidenses para resolverla.

Noticias relacionadas