ACNUR y OMS incrementan medidas de protección para refugiados rohingya en Bangladesh

Refugiados Rohingya en Bangladesh. Foto: UNICEF-Brown

Share

22 de septiembre, 2017 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) aceleró la distribución de lonas de plástico a los refugiados rohingya para que se protejan de los fuertes vientos y lluvias monzónicas.

Mientras el número de refugiados se acerca al medio millón, ACNUR intensificó su actividad tratando de organizar, en coordinación con el gobierno bengalí, un nuevo campo de desplazados de 800 hectáreas junto al antiguo campamento de Kutupalong.

Este sábado está prevista la entrega de ayuda de emergencia como colchonetas, kits de cocina y lámparas solares a 3.500 familias seleccionadas por líderes comunitarios.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su preocupación por la salud de los refugiados en la frontera entre Bangladesh y Myanmar, muchos de los cuales viven en asentamientos improvisados.

La portavoz en Ginebra de la OMS, Fadela Chaib, explicó los riesgos a los que se enfrentan estas personas.
“El agua y saneamiento son un verdadero reto que incrementa la posibilidad de enfermedades transmitidas por vectores y por el agua. No se puede descartar el riesgo de aparición de cólera, nos preocupa también el cuidado de los heridos, y el índice de vacunación de niños es muy bajo”, señaló.

Chaib añadió que la combinación de niños desnutridos y viviendo al aire libre aumenta ampliamente el riesgo de contraer sarampión y otras enfermedades y por esa razón lanzaron una campaña de inmunización contra la polio y el sarampión para niños entre 6 meses y 15 años.

Además, la OMS entregó tabletas de purificación de agua a 20.000 personas.

Noticias relacionadas