Los desafíos de la urbanización mundial, a debate en Naciones Unidas

La vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed. Foto de archivo: UNISDR

Share

05 de septiembre, 2017 — Se necesita una nueva y audaz estrategia a lo largo del sistema de Naciones Unidas para abordar los desafíos de la urbanización del siglo XXI, aseguró este martes la Vicesecretaria General de la ONU.

Amina Mohammed, hizo sus declaraciones durante el primer día de una reunión de alto nivel sobre la Nueva Agenda Urbana, acordada por los Estados miembros en octubre de 2016, y que establece un nuevo estándar mundial para el desarrollo urbano sostenible y la administración y planeamiento de ciudades que se convierten en el hogar de millones de personas anualmente.

En el encuentro que se llevará a cabo hasta este miércoles, líderes mundiales discutirán también sobre la reforma de ONU-Hábitat, la agencia de Naciones Unidas encargada del desarrollo urbano, tras un informe entregado por un panel de expertos al Secretario General, António Guterres, que indicó que el organismo tiene limitaciones y recursos inadecuados para lidiar con la escala del cambio urbano global.

“Creemos que ONU-Hábitat debe tener un papel de liderazgo en garantizar que los conocimientos sobre urbanismo sean fuertes a lo largo de todas las agencias de Naciones Unidas. Actualmente mucho del trabajo sobre urbanismo está fragmentado a lo largo de nuestro sistema, y no está produciendo resultados suficientes. Esto tiene que cambiar y la reforma de ONU-Hábitat debe ir de la mano con una mayor coherencia y cooperación entre los programas de urbanismo en Naciones Unidas”, aseguró Mohammed.

Agregó que el proceso de cambio de ONU-Hábitat era una prueba crucial para la reforma completa de toda la agenda de desarrollo de la ONU, una piedra angular del mandato del actual Secretario General.

“Esta reunión es una oportunidad para avanzar en una nueva y audaz estrategia para abordar la urbanización mundial y asegurarnos de que ONU-Hábitat esté cumpliendo su objetivo”, agregó Mohammed.

Por su parte el jefe de esta agencia de la ONU, Joan Clos, aseguró estar dispuesto a aceptar la reforma en nombre de las personas y naciones a las que ésta sirve.

“En los últimos años, nuestra agencia ha comenzado una reforma guiada por un plan estratégico con el objetivo de crear un programa más efectivo y focalizado. Esto ha sido apreciado por muchos gobiernos y autoridades locales que han pedido nuestro apoyo. Esta reforma continuará para servir mejor a las naciones del mundo”, dijo.

Clos aseguró que todos los Estados Miembros tienen interés en un desarrollo urbano inteligente y sostenible ya que los datos muestran que tres cuartos de las personas en condición de pobreza viven en países de ingresos medios; y todos los refugiados y desplazados internos viven en las ciudades tanto de naciones desarrolladas como en vías de desarrollo.

El jefe de ONU-Hábitat declaró que confiaba que la agencia saldría del proceso de reforma más fuerte y preparada para enfrentar los desafíos del crecimiento urbano.

Noticias relacionadas