Los problemas de Libia traspasan sus fronteras, advierte representante especial

Ghassan Salamé, representante especial de la ONU para Libia, informa desde Trípoli al Consejo de Seguridad. Foto: Kim Haughton

Share

28 de agosto, 2017 — El representante especial de la ONU para Libia alertó hoy en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre el riesgo que supone desatender los problemas de Libia para los países vecinos, la región y el mundo en general,

Ghassan Salamé rindió al órgano de seguridad su primer informe desde que asumió el cargo hace un mes en una videoconferencia desde Trípoli en la que destacó la urgencia de fortalecer la gobernanza y advirtió que, si no se abordan las dificultades económicas del país, la crisis humanitaria se agudizará.

En este contexto, el diplomático afirmó que los problemas de Libia no sólo afectan al pueblo libio.

“La presencia del ISIS, de los grupos terroristas afiliados a Al-Qaeda, de combatientes extranjeros y mercenarios, el tráfico de armas y el mercado negro transfronterizo son desafíos que se extienden más allá de los límites del país e impactan a sus vecinos y a la comunidad internacional en su conjunto”, enfatizó Salamé.

Agregó que la migración irregular y los ingresos que ésta genera para las redes de traficantes también amenazan la estabilidad del país, mientras que cientos de miles de migrantes y refugiados están atrapados en Libia, a menudo sufriendo abusos o detención en condiciones inhumanas.

Ante este panorama, Salamé urgió a los actores internacionales a responder de inmediato de manera concertada.

Aseveró que los compromisos alcanzados en París para un alto el fuego y para dar una solución política y no militar a la crisis precisan traducirse en acciones concretas para evitar una nueva escalada de violencia.

Para el enviado, aún existe una ventana de oportunidad para la paz en Libia y es por ello que el Secretario General de la ONU, António Guterres, convocará una reunión de alto nivel en el marco del debate de la Asamblea General este mes de septiembre para presentar un plan de acción.

Finalmente, Salamé refrendó la disposición de la ONU de apoyar a los libios para que su país se unifique y prospere con estabilidad.

Noticias relacionadas