Para detener la violencia y negociar la paz en Sudán del Sur hace falta voluntad política genuina

El conflicto en Sudán del Sur ha generado desplazamientos masivos de población. Foto de archivo: OCHA/ Gemma Connell

Share

24 de agosto, 2017 — Los líderes de Sudán del Sur tienen una responsabilidad directa del conflicto que asola al país y, por lo mismo, podrían impedir que éste continuara su marcha hacia el abismo, dijo hoy el subsecretario general de la ONU para Operaciones de Mantenimiento de la Paz, El Ghassim Wane.

En una sesión del Consejo de Seguridad sobre Sudán del Sur, Wane reconoció que la iniciativa de diálogo nacional ha logrado algún avance, pero recalcó la imperiosa necesidad de propiciar un entorno de seguridad y libertad en el que toda la ciudadanía se sienta incluida.

“Todo lo que se necesita es una voluntad política genuina para detener las operaciones militares, negociar pacíficamente y hacer las concesiones necesarias para alcanzar una paz sostenible en el país. Urjo al Consejo de Seguridad a pronunciarse en este sentido. Es crítico que los líderes de Sudán del Sur escuchen la demanda unísona de la comunidad internacional sobre lo que se espera de ellos”, puntualizó Wane.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Sudán del Sur, Nicholas Haysom, afirmó en la misma reunión que continúan los enfrentamientos entre el gobierno y sus opositores y que la inseguridad sigue imperando en el país.

Asimismo, alertó sobre los desplazamientos masivos de población, la falta de instituciones adecuadas y las crecientes divisiones étnicas que podrían agudizar el conflicto e impedir que se organicen unas elecciones creíbles en el plazo de un año.

Noticias relacionadas