UNICEF alerta del aumento desmedido de la violencia en la República Centroafricana

Miles de personas han sido desplazadas en el área de Kaga Bandoro debido al conflicto entre milicias y fuerzas gubernamentales. Foto: archivo OCHA

Share

15 de agosto, 2017 — De los aproximadamente 5 millones de habitantes de la República Centroafricana, el 20%, o uno de cada cinco, es refugiado o desplazado, y la mitad de ellos son niños, afirmó hoy el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

En una conferencia de prensa en Ginebra, la portavoz de UNICEF en el país africano, Donaig Le Du, destacó el dramático aumento de la violencia el año pasado y reportó niveles alarmantes en el trimestre pasado.

“Estimamos que hay unos 600.000 desplazados internos frente a los 440.000 de finales de abril de este año, situación que refleja un gran incremento en los 3 últimos meses. A esa cifra hay que añadir más de 480.000 refugiados en los países vecinos”, dijo.

Le Du destacó la dificultad para comunicar esta problemática, ya que la violencia por parte de los grupos armados se produce sobre todo en áreas fuera de la capital, Bangui. Esos grupos controlan dos tercios del país.

A esta situación, hay que añadir las malas condiciones de muchas carreteras y la falta de electricidad y señal de telefonía móvil.

La portavoz señaló que en los últimos 4 meses han recibido informes aterradores de violaciones a los derechos humanos, tanto a adultos como a niños, pero no pudo especificar cifras precisamente por las dificultades que encuentran para corroborar las denuncias.

Sin embargo, confirmó la muerte de un niño a brazos de su madre en un hospital, un número indeterminado de menores asesinados al intentar abandonar el país y el reclutamiento de niños por parte de grupos armados.

UNICEF recordó que el país africano ocupa el último lugar en el índice de Desarrollo Humano y llamó al mundo a no abandonar a los niños de la República Centroafricana.

Noticias relacionadas