Es imperativo un diálogo entre el gobierno y la oposición en Burundi, dice enviado especial

Desplazados burundeses por la violencia y los atropellos de derechos humanos. Foto de archivo: ACNUR/Benjamin Loyseau

Share

26 de julio, 2017 — El enviado especial de la ONU para Burundi subrayó hoy ante el Consejo de Seguridad la urgencia de que el gobierno y la oposición en ese país entablen un diálogo.

Al rendir un informe al órgano de seguridad de Naciones Unidas sobre su reciente visita a Burundi y Tanzania, Michel Kafando enfatizó las dificultades socio-económicas y las divergencias políticas entre el gobierno y la oposición burundeses y llamó a los líderes africanos a tomar medidas colectivas para ayudar a resolverlas.

“Es imperativo que el gobierno burundés se comprometa en un diálogo incluyente entre los burundeses, y hace falta una acción común para impulsarlo”, dijo.

Kafando apeló a los países africanos a respaldar a la ONU en la promoción de dicho diálogo.

Señaló asimismo que si bien la seguridad ha mejorado desde el inicio de este año, es necesario persuadir al gobierno para que se apegue a los principios del Acuerdo de Arusha

La actual inestabilidad en Burundi comenzó luego de que el presidente Pierre Nkurunziza ganara un controvertido tercer mandato en julio de 2015. Los opositores afirmaron que ese movimiento violó la constitución del país, así como un acuerdo que puso fin a la guerra civil en 2005. Desde entonces se han reportado graves violaciones de los derechos humanos en el país.

Noticias relacionadas