El brote de cólera en Yemen requiere una respuesta sin precedentes

Un niño con síntomas de cólera recibe tratamiento en Sana´a, la capital de Yemen. Foto: UNICEF/Moohialdin Fuad Alzekri

Share

26 de julio, 2017 — El brote de cólera en Yemen es el peor en el mundo y ocurre en el medio de la mayor crisis humanitaria del momento, alertaron hoy varias agencias de la ONU que emprendieron una misión conjunta al país del sudeste asiático para observar en el terreno la magnitud de la emergencia.

En un comunicado, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) describieron el panorama y advirtieron que esta situación requiere una respuesta sin precedentes.

En los últimos tres meses se han registrado 400.000 casos sospechosos de cólera y cerca de 1.900 muertes.

Más de dos años de hostilidades han causado una parálisis en servicios esenciales como el de la atención a la salud, además de la provisión de agua y saneamiento, generando las condiciones ideales para la propagación de la enfermedad.

Las agencias de la ONU también notaron que el país está al borde de una hambruna, con más del 60% de su población sin saber de dónde saldrá su próxima comida. Además, casi dos millones de niños yemeníes sufren desnutrición aguda, que los hace aún más susceptibles al cólera.

Llamaron a la comunidad internacional a redoblar el apoyo a Yemen y recalcaron que de no hacerlo, la catástrofe que se desenvuelve ante nuestros ojos no sólo continuará cobrando vidas, también dejará secuelas en las generaciones futuras y en el país en los próximos años.

Noticias relacionadas