Australia debe acabar con la política de reubicación de refugiados en el extranjero

Centro de acogida usado por el gobierno de Australia para albergar a solicitantes de asilo en la isla de Nauru. Foto de archivo: ACNUR / N. Wright

Share

24 de julio, 2017 — El Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiado (ACNUR) pidió este lunes a Australia poner fin a su política de reubicación de refugiados por la fuerza en Papúa Nueva Guinea y Nauru.

En un comunicado, Filippo Grandi señaló que esa medida, que niega el asilo a los que llegan por mar sin una visa válida, ha causado un enorme e innecesario sufrimiento por demasiado tiempo.

Grandi lamentó que a cuatro años de su implementación, todavía haya más de 2.000 personas que permanecen en circunstancias inaceptables. Indicó que muchas familias han sido separadas y sufrido daños físicos y psicológicos a consecuencia de esa política.

Subrayó que en tiempos de altos niveles de desplazamiento a nivel global, es crucial que los Estados ofrezcan protección a los sobrevivientes de guerras y persecución, en vez de trasladar su responsabilidad a otros países.

El Alto Comisionado llamó a garantizarles la reunificación. Afirmó que es lo más humano y razonable.

Filippo Grandi indicó que la decisión del gobierno australiano de negarles esa posibilidad es indecente, contraria a los principios fundamentales de la unidad familiar y la protección de los refugiados.

Finalmente señaló que ACNUR apoya plenamente la necesidad de salvar vidas en el mar y de ofrecer alternativas a los peligrosos viajes y a la explotación de los contrabandistas.

Pero, la práctica de reubicación en el exterior ha tenido un impacto muy perjudicial y reviste una contradicción fundamental en salvar a las personas en el mar, sólo para luego maltratarlas y descuidarlas en tierra.

Noticias relacionadas