ACNUR rechaza ataque a trabajadores en la República Centroafricana

Miles de personas han sido desplazadas en el área de Kaga Bandoro debido al conflicto entre milicias y fuerzas gubernamentales. Foto: archivo OCHA

Share

04 de julio, 2017 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) repudió el ataque a sus trabajadores humanitarios ocurrido el pasado sábado en la República Centroafricana.

Hombres armados entraron a la sede de la Agencia en Kaga Bandoro y se llevaron todas las provisiones y el dinero que encontraron. Seis empleados fueron amenazados con pistolas y forzados a entregar sus pertenencias, entre ellas su pasaporte.

A causa del ataque, ACNUR tuvo que reubicar a sus empleados en la base de la Misión de la ONU en ese país (MINUSCA).

"La seguridad de los trabajadores humanitarios es muy importante para poder ayudar a los civiles que necesitan asistencia de manera urgente", aseguró Andrew Mahecic, el portavoz de la Agencia, durante una conferencia de prensa en Ginebra.

En la República Centroafricana ACNUR provee asistencia a 8.600 refugiados y 503.000 desplazados internos.

Noticias relacionadas