Persisten las violaciones graves de derechos humanos en Burundi, revela Comisión Investigadora

Miles de refugiados de Burundi han llegado al campamento de Mahama, en Rwanda. Foto de archivo: ACNUR/Kate Holt

Share

15 de junio, 2017 — Las violaciones graves de las garantías fundamentales persisten en Burundi en un entorno de miedo generalizado, informó hoy al Consejo de Derechos Humanos de la ONU la Comisión Investigadora de los atropellos cometidos en el país africano.

Entre los abusos revelados tras las indagaciones se cuentan ejecuciones extrajudiciales, tortura, violencia sexual y de género, arrestos y detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas seguidas de extorsión.

Los miembros de la Comisión encargados de presentar los hallazgos de las pesquisas, Fatsah Ouguergouz y Reine Gansou, indicaron que muchas de esas atrocidades son cometidas por integrantes de la Policía y los Servicios Nacionales de Inteligencia que a menudo son apoyados por jóvenes militantes del partido en el poder.

“Nos impactó particularmente la naturaleza brutal y cruel de las violaciones que nos reportaron…Podemos decir que nuestros temores iniciales sobre el alcance y gravedad de las transgresiones de derechos humanos y los abusos en Burundi desde abril de 2015 se han confirmado”, declararon.

Los investigadores lamentaron la falta de cooperación del gobierno y explicaron que en vista de que nuevamente se les negó la entrada al país, su informe se basó en las entrevistas a más de 470 burundeses exiliados en países como Tanzania, Rwanda y Uganda, entre otros.

La Comisión Investigadora entregará su informe final al Consejo de Derechos Humanos en septiembre de este año, hasta entonces, el grupo de expertos continuará sus averiguaciones, analizará si los abusos constituyen crímenes internacionales y establecerá las responsabilidades individuales que correspondan.

Noticias relacionadas