Mueren tres cascos azules en un ataque a la Misión de la ONU en Mali

Cascos azules de la MINUSMA patrullan las calles de Kidal, en Mali. Foto de archivo: MINUSMA/Sylvain Liechti

Share

09 de junio, 2017 — Tres cascos azules murieron en un ataque cometido este jueves contra el campamento de la Misión de la ONU en Mali (MINUSMA) en la localidad de Kidal.

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó el asalto y recordó que los ataques a las fuerzas de paz de la ONU constituyen crímenes de guerra según la legislación internacional.

En este contexto, pidió que los responsables sean identificados para que rindan cuentas ante la justicia.

La agresión al campamento de la Misión en Mali comenzó con disparos indirectos que lesionaron a cinco efectivos.

La MINUSMA desplegó entonces tres unidades de sus Fuerzas de Reacción Rápida alrededor de la base y orientadas hacia el punto desde el que se le atacaba.

Un grupo de asaltantes no identificados arremetió después contra un puesto de observación de la base de la MINUSMA, causando la muerte de tres militares e hiriendo a tres más.

La Misión de la ONU repudió estos ataques y reiteró su determinación de mantener su apoyo al proceso de paz y de proteger a la población de Mali.

La MINUSMA también ofreció sus condolencias a las familias de los cascos azules caídos y deseó la pronta recuperación de los heridos.

Noticias relacionadas