Afganistán logra avances en la lucha contra la corrupción

Representante especial para Afganistán Tadamichi Yamamoto (izquierda) y el minsitro de justicia afgano, Abdul, Basir Anwar, presentan un informe sobre los progresos del país contra la corrupción. Foto: UNAMA/Fardin Waezi

Share

25 de abril, 2017 — La corrupción continúa siendo un obstáculo fundamental para la seguridad y la estabilidad a largo plazo en Afganistán, aunque su Gobierno exhibe algunos éxitos en la lucha contra ese flagelo.

Estos avances fueron incluidos en un informe presentado este martes por la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) para ese país.

Las autoridades afganas han logrado avances en la lucha contra la corrupción, aunque quedan retos enormes.

El jefe de la UNAMA y representante especial para ese país, Tadamichi Yamamoto, afirmó que el informe constituye un sombrío recordatorio de que la lucha contra la corrupción no se puede lograr a corto plazo y que requiere un compromiso sostenido por parte de las autoridades y el público afganos.

Añadió que la batalla para liberar al país de esa práctica también requerirá el apoyo pleno de la comunidad internacional.

El estudio reconoce que las prácticas actuales contra la corrupción aún están por tener una incidencia en la vida de todos los afganos, pero reconoció el establecimiento de un Centro de Justicia Anti-corrupción dentro de las unidades de policía y fiscalías, que cuenta con poderes especiales para juzgar a los violadores.

Los principales delitos de corrupción en Afganistán incluyen el lavado de dinero, la destrucción o venta de reliquias culturales e históricas, delitos contra la seguridad interna y externa, explotación ilegal de minas, y la usurpación de tierras.

Yamamoto subrayó que por el bien del futuro del país, la corrupción debe ser desterrada de Afganistán

Noticias relacionadas