UNAMA alerta sobre persistencia de la tortura de detenidos en Afganistán

Foto: IRIN

Share

24 de abril, 2017 — Los presos relacionados con el conflicto en Afganistán son torturados y sufren malos tratos en los centros de detención gubernamentales, según un informe conjunto de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en ese país (UNAMA) y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Sin embargo, el estudio también indica que el gobierno de ese país se ha comprometido a erradicar la práctica.

El reporte se basa en entrevistas a más de 400 detenidos en 62 centros durante los años 2015 y 2016 e indica que el 45% de ellos sufrió tortura, la cifra más alta documentada desde 2010 por el programa de vigilancia de la UNAMA.

La mayoría de los presos indicó que los maltratos fueron utilizados para obligarlos a confesar y muchos firmaron un documento inculpatorio “que no entendían o no podían leer”.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al-Hussein, señaló que el informe constata que la tortura no mejora la seguridad y que las confesiones logradas bajo esos métodos no son fidedignas, ya que las personas afirmarán cualquier cosa con tal de detener el dolor que se les inflige.

Por otro lado, el estudio acoge con beneplácito los esfuerzos del gobierno por aplicar el Plan Nacional para la Eliminación de la Tortura, promulgado en 2015.

Entre las recomendaciones al gobierno afgano se pide la prohibición inmediata de la tortura, la rendición de cuentas, el establecimiento de un Mecanismo Nacional de Prevención de esa práctica y la capacitación en técnicas de detención e investigación para los funcionarios encargados del cumplimiento de la ley.

Noticias relacionadas