La violencia en la región congolesa de Kasai afecta a 1,5 millones de niños, alerta UNICEF

Una niña en el poblado de Kamji, en la provincia de Kasai Oriental, República Democrática del Congo. Foto: UNICEF/Serge Wingi

Share

21 de abril, 2017 — La violencia e inestabilidad en la región de Kasai, en la República Democrática del Congo, tiene un impacto devastador y afecta directamente a 1,5 millones de niños, donde 600.000 de ellos se han desplazado, alertó hoy UNICEF.


Las provincias de Kasai Central y Oriental, que se cuentan entre las más pobres del país, viven una crisis desde agoste de 2016, cuando uno de sus líderes tradicionales resultó muerto en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

El representante de UNICEF en la República Democrática del Congo, Tajudeen Oyewale, viajó a esta semana a esa zona y habló hoy por vía telefónica desde Kinshasa a la prensa acreditada de Ginebra.

“UNICEF está especialmente preocupado porque esta crisis agudiza la vulnerabilidad de los niñós e impacta sus derechos. Unos 2.000 menores son utilizados por las milicias de la región afectada. Estos niños son asesinados o heridos y a menudo son arrestados o encarcelados”, detalló Oyewale.

Agregó que desde el inicio de la crisis en agosto, al menos 300 menores han sido heridos de gravedad y más de 4.000 han sido separados de sus familias.

Además, como resultado de la violencia, 350 escuelas han sido destruidas y uno de cada tres centros de salud no funciona, lo que ha interrumpido ciclos de vacunación dejando a los niños en un alto riesgo de contraer enfermedades.

Para responder a las necesidades de los menores en esa región, UNICEF brinda asistencia de sanitaria y nutricional y brinda protección y educación a 173.000 niños. Además, ha logrado la liberación de 384 chicos detenidos.

El representante de la agencia en ese país, advirtió no obstante, la urgencia de recursos para continuar su trabajo e indicó que de los 20,6 millones de dólares que necesita ha recibido sólo 3,5 millones. “Este es el momento de mostrar nuestra solidaridad a los niños y familias congolesas afectadas”, acotó.

Noticias relacionadas