Siria: Estados Unidos y Rusia tienen responsabilidades comunes y deben trabajar juntos, dice la ONU

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, en el Consejo de Seguridad. Foto: ONU/Manuel Elías

Share

12 de abril, 2017 — El proceso político en busca de la paz en Siria es muy frágil y se encuentra en grave peligro, advirtió hoy el enviado especial de la ONU para ese país, llamando a Estados Unidos y a Rusia a trabajar juntos para estabilizar la situación.

Staffan de Mistura presentó al Consejo de Seguridad un informe sobre los acontecimientos más recientes en Siria durante una sesión que precederá al voto de una resolución promovida por el Reino Unido, Estados Unidos y Francia condenando los ataques con armas químicas ocurridos el 4 de abril en Khan Shaykhun, en Idlib.

De Mistura consideró que dicho evento mostró una vez más que ni los sirios ni el resto del mundo pueden aceptar que el conflicto en ese país continúe.

El diplomático se refirió a los bombardeos de Estados Unidos a una base aérea siria como represalia al uso de armas químicas como un acontecimiento “extremadamente grave” y reportó que desde entonces han aumentado los enfrentamientos.

En este contexto, citó los avances que se habían logrado durante las conversaciones políticas de Ginebra y apeló a Estados Unidos y Rusia para revigorizar esas negociaciones.

“Sabemos que estos dos países, los copresidentes del Grupo Internacional de Apoyo a Siria tienen grandes diferencias, pero también tienen intereses comunes y, ciertamente, responsabilidades. Tienen que encontrar la forma de trabajar juntos para estabilizar la situación de una manera deliberada, realista y concertada para apoyar el proceso político. Y este Consejo, la región y los miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria deben unirse para respaldar el proceso de mediación en Ginebra”, puntualizó.

De Mistura insistió en que es el momento de retomar las negociaciones y pensar con claridad, estrategia, imaginación y voluntad de cooperación para impedir que los interesados en el fracaso del proceso político consigan sus objetivos.

“Naciones Unidas está lista para hacer su parte. He consultado con el Secretario General, seguiré en mi cargo y continuaré trabajando, sobre todo en vista de la emergencia actual. Estoy listo para volver a convocar las conversaciones [de Ginebra] en mayo. Y la ONU está lista para ofrecer un punto de partida sustantivo y real de discusión y negociación entre los sirios”, apuntó.

Finalmente, el enviado especial reiteró que no hay una salida militar al conflicto en Siria y llamó a tomar este momento de crisis como un punto de inflexión y oportunidad para reimpulsar la búsqueda de una solución política.

Noticias relacionadas