OPS firma acuerdo de ayuda a niños en cinco países de América Latina y el Caribe

Share

16 de diciembre, 2004 — Niños y familias de tres países centroamericanos, la República Dominicana y Haití se beneficiarán de una novedosa asociación encabezada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Junta de Misión Médica Católica (CMMB) cuya meta es reducir la mortalidad infantil y los efectos de las enfermedades infantiles.

La iniciativa –que además busca mejorar el crecimiento y el desarrollo de niños menores de 5 años- se ofrecerá en centros del cuidado de la salud en el año 2005 y los subsiguientes para poder alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio.

El acuerdo se basa en una nueva alianza público-privada entre la OPS, CMMB y la Fundación Bristol-Myers Squibb, que implementará una atención integrada a enfermedades infantiles en Nicaragua, El Salvador, Honduras, la República Dominicana y Haití.

“Esperamos que esta relación ayude a salvar las vidas de niños mediante el fortalecimiento de la capacidad de los sistemas de salud en los países para detectar y tratar las enfermedades comunes de la niñez tales como la diarrea y la pulmonía, que pueden ser fatales si no son tratadas”, dijo Mirta Roses Periago, directora de la OPS:

La estrategia es reducir la mortalidad infantil mejorando las practicas familiares y de la comunidad para el manejo de enfermedades en el hogar, y mejorar las habilidades de los trabajadores de la salud y de los sistemas de salud para manejar los casos.

La asociación también proveerá medicinas esenciales tales como antirretrovirales e incluirá esfuerzos para prevenir las transmisiones de madre al infante de VIH-SIDA.

La tasa de mortalidad para los niños menores de cinco años es de 109.6 por cada mil nacimientos vivos en Haití, de 52.1 en la República Dominicana, de 47.3 en Honduras, de 44 en Nicaragua y de 32 en El Salvador.

Cada año mueren más de once millones de niños en países en desarrollo antes de llegar a los cinco años de edad, muchos de ellos durante su primer año de vida. En América Latina y el Caribe, más de 300.000 menores de cinco años mueren cada año de enfermedades que son fácilmente evitables o que pueden ser tratadas, como infecciones respiratorias agudas, diarrea, malaria, sarampión o falta de nutrición. Se estima que el 30% de la población no tiene acceso a centros primarios del cuidado de la salud.

Noticias relacionadas