Mongolia: FAO analiza causas de mortandad masiva de antílopes

Experto examinando a un ejemplar de antílope saiga. Foto: FAO/Sergei Khomenko

Share

27 de enero, 2017 — Unos 900 antílopes saiga murieron recientemente en Mongolia afectados por la peste de los pequeños rumiantes, una enfermedad mortal que normalmente amenaza a ovejas y cabras, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La plaga se inició supuestamente a través de un contagio en las zonas de pastoreo que comparten los antílopes con animales domésticos y ha provocado la desaparición de casi el 10% de esta especie en peligro de extinción.

La FAO realiza averiguaciones sobre el terreno en búsqueda de otras causas, como una infección bacteriana, indicó el jefe veterinario de la FAO, Juan Lubroth.

“Sabemos que hay animales silvestres que son susceptibles al virus de la peste de los pequeños rumiantes. El hecho de que haya esta enfermedad, que haya causado la mortalidad en los Saiga es de gran preocupación para la conservación y también para la biodiversidad”, dijo Lubroth.

Mongolia informó del primer brote de la enfermedad en septiembre del año pasado tras su paso previo por China.

La FAO y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) encabezan una iniciativa conjunta para erradicar la enfermedad de los pequeños animales rumiantes para 2030.

Noticias relacionadas