ONU pide incrementar financiación de iniciativas que favorezcan la eliminación de la violencia contra mujeres

Lagrimas Silenciosas. Foto Belinda Mason

Share

25 de noviembre, 2016 — El Secretario General de la ONU recordó este hoy que la violencia contra las mujeres es una clara violación de los derechos humanos y representa una pandemia de salud pública a pesar de que existe una mayor concienciación sobre ese flagelo a nivel mundial.

En su mensaje por el Día Internacional dedicado a alertar sobre ese abuso, Ban Ki-moon recordó que este afecta tanto a la esfera personal en materia laboral, económica y de salud como a toda la sociedad en conjunto.

Añadió que provoca la disminución de los niveles de productividad en las empresas y mina los recursos de los servicios sociales, de los sistemas de justicia y de los organismos de salud.

El Titular de la ONU resaltó además que la violencia doméstica continúa siendo un problema común agravado por el hecho de la impunidad con la que se cometen esos delitos.

Ante la constante falta de financiación que sufren las iniciativas de apoyo a las mujeres, Ban exhortó a los gobiernos y líderes mundiales a incrementar las partidas en sus presupuestos nacionales en beneficio de esas causas y también les instó a cooperar con organismos de Naciones Unidas como ONU Mujeres.

Asimismo, en el marco de la campaña de la ONU, Únete para poner fin a la violencia contra la mujer, este año se insta “a pintar el mundo de naranja”.

El evento tendrá 16 días de duración y busca concienciar al público en actividades que logren movilizar contra esta violación de los derechos humanos.

Por su parte, la Unión Interparlamentaria (UIP) lanzó una herramienta de autoevaluación para esas cámaras cuyo objetivo es sentar las bases para evaluar la igualdad de representación de la mujer en el parlamento y buscar las herramientas para transformar los parlamentos en instituciones sensibles a los problemas de género.

Noticias relacionadas