La sequía genera emergencia humanitaria en Mozambique, alerta OCHA

Mozambique sufre por la sequía agudizada por El Niño. Foto de archivo: ACNUR/M. Mapila

Share

15 de abril, 2016 — La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), advirtió hoy que la actual sequía en el sur de Mozambique, agravada por el fenómeno El Niño, ha dejado a 1,5 millones de personas con necesidad de asistencia de emergencia.

El gobierno declaró alerta roja por la situación y ha proveído ayuda hasta el momento a 315.000 afectados, con el apoyo de un equipo humanitario y bajo la coordinación de la ONU.

OCHA explicó que la sequía afecta a 320.000 agricultores y señaló que aunque cayeron precipitaciones en marzo, las lluvias llegaron demasiado tarde para salvar los cultivos que fueron plantados en enero.

Jens Laerke, portavoz de ese organismo en Ginebra, indicó que uno de los impactos ha sido el aumento de un 100% en el precio de la comida.

“El gobierno hizo un llamamiento a los donantes internacionales de 180 millones de dólares para hacer frente a esa crisis durante los próximos 12 meses y ha liberado casi 7 millones de su propio presupuesto para la respuesta. Como apoyo, el Fondo Central de la ONU para la Acción en Casos de Emergencia destinó cerca de 5 millones de dólares para que las agencias humanitarias provean inmediatamente comida, nutrición, agua y saneamiento, además de apoyo al ganado en Mozambique”, detalló el portavoz.

Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó de otro aspecto humanitario sobre Mozambique, acerca de la población que huye debido al impacto de operaciones militares entre las fuerzas de Renamo y el gobierno.

ACNUR indicó que ha emprendido en el sur de Malawi un enorme operativo de reubicación de unos 10.000 solicitantes de asilo provenientes de Mozambique, con el objetivo de mejorar las condiciones en que viven.

La mayoría de esas personas, se encontraban hacinadas en un campamento ubicado unos 100 kilómetros al sur de la capital de Malawi, Lilongwe.

Malawi ya acoge a unos 25.000 refugiados y solicitantes de asilo, en su mayoría de la región de los Grandes Lagos y el Cuerno de África. El campamento está ubicado en Dzaleka a unos 35 kilómetros de Lilongwe, el cual ha llegado a su máxima capacidad y cuenta con recursos muy limitados para ayudar a los refugiados, lamentó ACNUR.

Noticias relacionadas