La FAO defiende la lucha contra el hambre como herramienta para la paz

José Graziano da Silva, director general de la FAO. Foto de archivo: FAO/Giulio Napolitano

Share

29 de marzo, 2016 — Mejorar la seguridad alimentaria puede ayudar a construir una paz sostenible e incluso a prevenir la amenaza de guerras, dijo este martes el director general de la FAO.

José Graziano da Silva hizo esas declaraciones en una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el papel de la alimentación y la agricultura en situaciones de conflicto.

Da Silva explicó que las crisis prolongadas de los conflictos multiplican por tres el riesgo de pasar hambre. A su vez, los países con los niveles más elevados de inseguridad alimentaria son también los más afectados por conflictos.

Siria, Yemen, Sudán del Sur y Somalia confirman esa regla, dijo el director general de la FAO. Además, puso como ejemplos los casos de Angola, Nicaragua y el periodo posterior al genocidio en Ruanda, en los que la paz y la seguridad alimentaria estuvieron estrechamente vinculadas.

Por otra parte, indicó que el fracaso para mejorar la seguridad alimentaria puede poner en peligro los procesos de estabilización. Un riesgo que afrontan actualmente Yemen y la República Centroafricana, donde la mitad de la población tiene poco acceso a la comida.

Finalmente, Graziano da Silva llamó a incluir medidas para fortalecer la capacidad de las familias rurales y las comunidades en los esfuerzos internacionales a favor de la paz, ya que los medios de subsistencia de esas poblaciones sufren los peores daños en casos de conflicto.

La reunión ante el Consejo de Seguridad se celebró bajo el método denominado Fórmula Arria, que sirve para discutir temas relativos a la seguridad internacional e ilustrar a sus miembros en la materia.

Noticias relacionadas