"Cuentos sin hadas", o la dura realidad de los niños migrantes y refugiados

La campaña de UNICEF busca establecer percepciones positivas sobre los menores refugiados y migrantes, y explicar las razones por las que se ven obligados a desplazarse. Foto: UNICEF/SHEHZAD NOORANI

Share

29 de marzo, 2016 — El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) lanzó este martes una serie de dibujos animados para ayudar a establecer percepciones positivas sobre las decenas de miles de niños y adolescentes que se ven obligados a desplazarse cada año a nivel mundial.

Con el título de Cuentos Sin Hadas, las tres historias que conforman la serie están basadas en hechos reales y su banda sonora incluye las voces de sus protagonistas que describen por qué huyeron y los horrores que presenciaron.

"Malak y el barco", "La historia de Ivine y Almohada" y "Mustafá sale a caminar" fueron creados al estilo de los dibujos animados de cuentos de hadas y serán complementados mediante una experiencia interactiva de un libro electrónico que lleva el mismo nombre de la serie.

Una de esas historias muestra el viaje rumbo a Europa de una niña siria en una barcaza de madera.

UNICEF informó que el esfuerzo es parte de la iniciativa #actodehumanidad, que enfatiza que los niños son niños sin importar su país de origen y dondequiera que estén y que cada uno tiene el derecho y merece una oportunidad.

“No importa donde se encuentren en el mundo. Una vez que un niño migrante o refugiado llega a su lugar de destino, ese es el comienzo de un nuevo viaje, y no el final del camino”, dijo Paloma Escudero, Directora Mundial de Comunicaciones de UNICEF.

Escudero añadió que cada día, en muchas partes del mundo la gente los ayuda con pequeños actos de humanidad que rara vez son noticia, pero que realmente hacen la diferencia para esos niños.

Más de 65 millones de niños y adolescentes en todo el mundo se encuentran actualmente fuera de su país, tras huir de la pobreza, los conflictos y de fenómenos climáticos extremos.

Noticias relacionadas