CEPAL reporta 175 millones de pobres y llama a impedir retrocesos sociales en la región

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. Foto de archivo : ONU

Share

22 de marzo, 2016 — Las tasas de pobreza e indigencia en América Latina se incrementaron el año pasado, cuando el número de personas viviendo en condiciones de pobreza alcanzó 175 millones, reveló el informe Panorama Social de América Latina 2015, publicado hoy por la Comisión Económica para la región (CEPAL).

Ante tal escenario, la CEPAL pidió proteger los avances logrados en años recientes e impedir retrocesos sociales con motivo del menor crecimiento económico.

Según el estudio, de 2014 a 2015 la tasa regional de pobreza habría aumentado a 29,2% de los habitantes de la región, 175 millones, y la tasa de indigencia a 12,4%, o 75 millones de personas.

Al presentar el documento en Santiago de Chile, la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, destacó, no obstante, que de 2011 a 2014 las tasas de pobreza e indigencia se habían mantenido estables, además de que entre 2010 y 2014 disminuyó la desigualdad.

“Hay países que han logrado avanzar aún en esta etapa, otros que no tanto, pero lo que sí nos avisa, nos cautela, nos alerta de que hay que ponerle atención y diseñar políticas para el aumento en el 2015. Eso sí que nos preocupa, y por ello nosotros hacemos tanto énfasis en que resguardar el gasto social, sobre todo en los programas de alivio a la pobreza, es fundamental”, subrayó.

Bárcena señaló que para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible que llama a poner fin a la pobreza en todas sus formas, América Latina deberá generar más empleos de calidad, con derechos y protección social.

Agregó que los países de la región también deben explorar con urgencia nuevas fuentes y mecanismos fiscales de financiamiento que hagan sostenible la política social y los avances de la última década.

El informe explica que el 80% de los ingresos totales de los hogares latinoamericanos provienen del trabajo, por lo que el empleo de calidad, con derechos y protección social, “es la llave maestra para la igualdad, eje de la integración social y económica, y mecanismo fundamental de construcción de autonomía, identidad, dignidad personal y ampliación de la ciudadanía”.

Finalmente, el estudio examina la institucionalidad para el desarrollo social existente en la región. Además de destacar sus avances en los últimos 25 años, enfatiza la necesidad de potenciarla para mejorar la calidad de las políticas en términos de impacto, eficiencia, sostenibilidad, participación y transparencia. Aboga, asimismo, por la construcción de sistemas integrales de cuidado como un pilar fundamental de la protección social en América Latina.

Noticias relacionadas