ONU alerta que la situación en las zonas sitiadas de Siria sigue siendo “muy grave”

El conflicto en Siria cumplió cinco años, con un saldo de 250.000 muertes, millones de desplazados y gran destrucción. Foto de archivo: UNICEF/UN013175/Al-Issa

Share

17 de marzo, 2016 — La ONU advirtió hoy que la situación en las zonas sitiadas de Siria sigue siendo muy grave y reiteró su llamamiento a las autoridades de Damasco a que permitan la entrega de ayuda básica en las áreas bloqueadas.

Jan Egeland, responsable del grupo de trabajo de Naciones Unidas que intenta mejorar la asistencia humanitaria a ese país, indicó que la entrada de convoyes ya ha permitido entregar ayuda a más de 250.000 personas.

Sin embargo, afirmó que el objetivo en las próximas semanas es llegar a más de cuatro millones de sirios que residen en las zonas sitiadas.

Egeland dijo que no se ha podido acceder a seis de esas áreas ni a otros lugares de difícil acceso. Describió la situación en Daraya, al sur de Damasco, como "sumamente grave" y aseguró que las autoridades sirias no habían dado autorización para llegar a más de un millón de personas atrapadas en la zona.

"Los civiles necesitan ayuda. Podemos darles ayuda. Es una violación de la ley internacional impedirnos entrar", dijo Egeland.

Entretanto, las conversaciones sobre el futuro de Siria entraron en su cuarto día en Ginebra y el representante especial de la ONU, Staffan de Mistura, continuó las discusiones con el principal grupo opositor, la denominada Comisión Suprema de las Negociaciones (CSN).

Ayer, de Mistura también habló con una nueva delegación de opositores, el llamado Grupo del Cairo-Moscú, que se presenta con una postura más moderada a la de la CSN –estos últimos solicitan la salida del presidente Bashar Al-Assad.