La retirada militar de Rusia fue una decisión conjunta con Siria, afirma el gobierno sirio

El enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, y el líder de la delegación siria, Bashar Ja´afari, al iniciar las negociaciones de Ginebra. Foto de archivo: ONU/Jean-Marc Ferré

Share

16 de marzo, 2016 — La decisión de retirar parte del personal militar ruso de Siria fue acordada con el gobierno sirio, afirmó hoy en Ginebra el líder de la delegación de ese país que participa en las negociaciones para la paz mediadas por la ONU.

En declaraciones a la prensa durante la tercera jornada de conversaciones, Bashar Ja´afari, aseveró que la reunión con el enviado especial de Naciones Unidas para Siria fue útil y advirtió que ningún grupo de oposición debe monopolizar las discusiones sobre el futuro del país.

El diplomático consideró que la Comisión Suprema para las Negociaciones, la agrupación opositora respaldada por el gobierno saudita que negocia en Ginebra, no es lo suficientemente representativa de los detractores sirios.

Cuando se le preguntó si la retirada de las tropas rusas de Siria afectaría el resultado de las negociaciones, Ja´afari respondió que si bien el anuncio del presidente ruso, Vladimir Putin, fue una sorpresa para el mundo, no lo fue para el gobierno sirio puesto que fue acordada por las autoridades de Moscú y Damasco.

“Nuestros amigos y aliados rusos llegaron a Siria por una decisión conjunta y el día que se vayan, se retiren o vuelvan a desplegar sus fuerzas de manera parcial o total, será una y otra vez, y otra vez, una acción coordinada entre Siria y Rusia”, puntualizó.

El líder negociador insistió en que la presencia militar rusa podría regresar a Siria si fuera necesario para el país.

Por su parte, el enviado especial adjunto de la ONU, Ramzy Ezzeldine Ramzy, sostuvo que Naciones Unidas dialoga con un espectro muy amplio de la sociedad siria, según lo ha estipulado el Consejo de Seguridad.

Noticias relacionadas