En medio de frágil tregua en Siria, Ginebra se prepara para el arranque de las conversaciones de paz

El enviado especial de la ONU para Siria Staffan de Mistura (centro), junto a su asesor especial Jan Egeland (izq.) y Yacoub El Hillo, el coordinador humanitario de la ONU en Siria, informan a la prensa en Ginebra. Foto: ONU/Anne-Laure Lechat

Share

09 de marzo, 2016 — En Siria continúan los esfuerzos por distribuir una ayuda humanitaria muy necesitada, pero varias áreas siguen siendo inaccesibles para los convoyes, aseguró hoy Naciones Unidas. A su vez, las partes enfrentadas en el conflicto se preparaban para llegar a Ginebra e iniciar las conversaciones de paz.

En declaraciones a la prensa en la ciudad suiza, el representante especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dijo estar preparado para dialogar con quienquiera que llegue con el fin de discutir el futuro de un país devastado por una guerra de cinco años.

Tras un frágil cese de las hostilidades de dos semanas, De Mistura aseguró que el resultado de estas reuniones dependerá de si las partes consiguen evitar los intentos deliberados por descarrilar las negociaciones, que arrancarían el próximo lunes.

“Sigue habiendo incidentes, de eso no hay duda, y preveo que haya algunos peores, probablemente causados por saboteadores de la paz. El secreto estará en si las partes estarán en una posición, como ha sido el caso hasta ahora, toquemos madera, de poder contenerlos”, dijo el representante especial.

Se anticipa que las conversaciones se prolonguen al menos hasta el 24 de marzo y estarían centradas en tres temas clave: la creación de un nuevo gobierno, la redacción de una nueva constitución y la convocatoria a elecciones en un plazo de 18 meses.

Una ronda anterior de negociaciones fue aplazada en febrero en medio de una intensificación de los combates armados.

Pero tan importante como el mantenimiento de la tregua es que continúen las entregas de ayuda a miles de sirios desesperados, apuntó Jan Egeland, del grupo de trabajo humanitario dirigido por la ONU.

A pesar de que ya se han alcanzado 10 de las áreas sitiadas, Egeland alertó que hay muchas que siguen siendo inaccesibles, algunas bajo el poder de fuerzas gubernamentales y al menos una controlada por el ISIS.

“La ONU y sus aliados han conseguido llegar a 10 áreas con múltiples convoyes. Hemos podido alcanzar una clara mayoría de las zonas sitiadas y esperamos pronto poder llegar también a la mayoría de las personas. La mala noticia es que aún no hemos podido acceder a seis importantes localidades asediadas. Necesitamos permisos, necesitamos garantías de seguridad para llegar a esos lugares”.

El objetivo de la ONU es conseguir atender antes de fines de abril a 870.000 personas en áreas de difícil acceso y a muchos otros miles todavía atrapadas en áreas sitiadas.

Noticias relacionadas