La ONU alerta que sería peligroso dejar los derechos humanos como “cuestión pendiente” en Burundi

Pablo de Greiff, relator especial de la ONU para la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición . Foto: ONU/Violaine Martin

Share

08 de marzo, 2016 — Sería peligroso dejar la cuestión de los derechos humanos “pendiente” en Burundi, alertó hoy un miembro del panel de investigación independiente de la ONU sobre el país.

El relator especial de la ONU para la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición concluyó una visita de 8 días al país africano, al que viajó junto con otros dos expertos.

La misión del equipo formado en diciembre por el Consejo de Derechos Humanos era verificar presuntas violaciones y abusos de derechos humanos en Burundi.

Una crisis política desatada por la polémica decisión del presidente Pierre Nkurunziza de presentarse a un tercer mandato se ha traducido ya en 400 muertes y ha provocado que 250.000 personas hayan huido a países vecinos.

En declaraciones a la prensa en la capital Bujumbura, De Greiff recalcó que para el país es importante aclarar las violaciones de derechos humanos que se han cometido desde el estallido de la crisis.

“La incertidumbre hace posible que la cuestión se convierta en un tema de política partidista. Así que además del hecho de que las víctimas tienen un derecho a la verdad, la justicia, la reparación y la garantía de no repetición, dejar la cuestión de los derechos humanos como algo pendiente sería peligroso”, dijo el relator.

El experto calificó esta visita como el primer paso en el esfuerzo de la ONU por recopilar información y puntos de vista de todos los actores pertinentes. Se supone que el equipo de investigación volverá a visitar el país en junio y julio.

Los expertos se reunieron con representantes del gobierno, entre ellos uno de los dos vicepresidentes del país, además de líderes políticos, grupos de la sociedad civil y víctimas de violaciones de derechos humanos.

Se espera que el equipo presente un informe sobre su visita ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra el próximo 21 de marzo.

Noticias relacionadas