ONU pone en marcha centros de atención para niños y familias en ruta en Europa

Refugiados se protegen de la lluvia bajo un toldo metálico en la frontera de Grecia y la ex República Yugoslava de Macedonia. Foto de archivo: UNICEF/Tomislav Georgiev

Share

26 de febrero, 2016 — Dos agencias de Naciones Unidas están instalando 20 centros especiales de apoyo para los niños y las familias en movimiento que arriban a Europa usando las rutas migratorias más frecuentes.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), lanzaron hoy el programa “Puntos Azules”, cuyo objetivo es proveer servicios vitales en un solo lugar para esas personas vulnerables, especialmente para los niños que viajan sin acompañamiento.

El Alto Comisionado Auxiliar del ACNUR en temas de protección, Volker Türk, explicó en Ginebra que esos centros ayudarán a abordar tres de los problemas más graves que afrontan los menores migrantes.

“Uno de ellos es la separación de sus familias. En Macedonia, por ejemplo, se ve a niños que deambulan entre las personas a veces en el frio y la oscuridad. Son niños que se perdieron de sus padres en el camino porque fueron separados en diferentes autobuses, por ejemplo. El segundo, es que esta situación afecta su bienestar psicosocial y necesitan asesoramiento (…) El tercero, es protegerlos de la violencia de género, la sexual y la violencia en general”, detalló el experto.

Algunos de los primeros centros ya están funcionando en Grecia, la ex República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia.

Los centros estarán ubicados en localizaciones estratégicas como puntos fronterizos de entrada y salida, sitios de registro, y algunas zonas urbanas más frecuentadas.

Las agencias de la ONU indicaron que dos tercios de las personas que buscan refugio en Europa son mujeres y niños. Solamente en febrero esa población alcanzó el 60% de los arribos por mar, comparado con el 27% en septiembre del año pasado.

En 2015, más de 90.000 menores no acompañados o separados de sus padres solicitaron asilo en Europa, especialmente en Alemania y Suecia.

Noticias relacionadas