Libia: ONU alerta de violaciones y abusos generalizados por las partes en conflicto

Una niña desplazada por la violencia en los alrededores de Tripoli, LIbia, cuida a su hermana menor. Foto ACNUR/L. Dobbs

Share

25 de febrero, 2016 — Un informe de Naciones Unidas dado a conocer hoy documenta abusos generalizados de las garantías fundamentales cometidos en Libia desde 2014 en el marco del actual conflicto, y recomienda medidas urgentes para acabar con la impunidad y reformar el sistema de justicia.

“El informe aborda el problema del sistema judicial, que se encuentra en un estado cercano al colapso en algunas partes del país, y muestra la impunidad imperante en Libia, que facilita la repetición de más violaciones y atropellos”, explicó Gurdip Sangha, punto focal para Libia en la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos.

En el documento, el Alto Comisionado de la ONU para esos derechos, Zeid Ra’ad Al Hussein, señaló que una multitud de actores, tanto estatales como no estatales, están acusados de perpetrar esos atropellos que, en muchos casos, podrían constituir crímenes de guerra.

Subrayó que a pesar de la gravedad de la situación en Libia, el país no ocupa los titulares de los medios y aparece en las noticias sólo de forma esporádica.

Las violaciones documentadas en el informe incluyen, entre otras atrocidades, ejecuciones de personas capturadas o detenidas, ataques indiscriminados en zonas residenciales muy pobladas, y tortura y tratos inhumanos, especialmente en los centros de detención.

Además, figuran detenciones arbitrarias de miles de personas que están en esas condiciones sin documentación, así como reportes de desapariciones y secuestros.

Otros casos se relacionan con la violencia de género y discriminación de la mujer. El estudio indica que los grupos armados perpetran ataques contra mujeres activistas, incluido el asesinato de algunas muy renombradas, para enviar el mensaje de que éstas no deben hacer denuncias en la esfera pública.

También se refiere a la violencia sexual, aunque señala que es difícil documentarla porque las víctimas temen represalias. Cita el caso de una mujer secuestrada por miembros de un grupo armado en Trípoli que fue drogada y violada repetidas veces durante un periodo de seis meses. La misma mujer reportó el caso de seis niñas de unos 11 años violadas por los mismos miembros del grupo armado.

La lista de abusos registrados en Libia contiene ataques a periodistas, explotación de migrantes y reclutamiento forzado de menores.

En el informe se hace un llamamiento a la comunidad internacional para asegurar que la Corte Penal Internacional, que tiene jurisdicción sobre Libia, cuente con los recursos necesarios para llevar a cabo investigaciones y procesamientos sobre esta situación.

Noticias relacionadas