Coordinadora residente expresa preocupación por nuevos desplazamientos en Darfur

Desplazados por la violencia en Jebel Marra esperan que se les distribuya agua cerca de una base de UNAMID. Foto:UNAMID/Hagen Siegert

Share

24 de febrero, 2016 — La coordinadora residente de Naciones Unidas en Sudán expresó gran preocupación hoy por la difícil situación de más de 85.000 nuevos civiles desplazados tras una nueva escalada de violencia en el área de Jebel Marra, en la región sudanesa de Darfur.

Marta Ruedas visitó el lunes la localidad de Tawilla, donde se encuentran más de 22.000 desplazados en las inmediaciones de un campamento, indicando que esas personas llegaron al poblado tras una ardua y peligrosa travesía llevando escasas pertenencias y comida.

Asimismo, Ruedas manifestó que los civiles son la parte más afectada por el conflicto y que su protección es primordial.

Naciones Unidas, organizaciones internaciones y la Media Luna Roja en Sudán proveen asistencia humanitaria a las personas en ese poblado, pero la llegada masiva de nuevos desarraigados dificulta las operaciones en curso.

Por otro lado, un convoy de 11 camiones con ayuda humanitaria partió de El Fasher, la capital del estado de Darfur del Norte, en dirección al poblado de Sortony, donde se encuentran más de 63.000 desplazados cerca de una base de Naciones Unidas.

Hasta el momento, la ONU y sus socios no han tenido acceso a enclaves que estarían afectados por el desplazamiento de civiles en el estado de Darfur Central, por lo que Ruedas urgió a todas las partes en conflicto a permitir la entrada del personal humanitario a ese estado.

Noticias relacionadas