El Secretario General aplaude a República Centroafricana por elección pacífica de nuevo presidente

Electores en la Repùblica Centroafricana en los comicios del 30 de diciembre de 2015. Foto: ONU/MINUSCA

Share

21 de febrero, 2016 — El Secretario General de la ONU aplaudió hoy a la República Centroafricana por el proceso electoral que ha transcurrido de manera pacífica, tras varios retrasos en las fechas de las votaciones.

En un comunicado, Ban Ki-moon felicitó a Faustin Archange Touadéra, que con el 62,71% de los votos, se ha proclamado vencedor en la segunda vuelta de las elecciones celebradas el 14 de febrero, según los resultados provisionales.

El Titular de la ONU también expresó su agradecimiento al candidato presidencial Anicet Dologuele por su espíritu de estadista demostrado en su discurso en el que ha reconocido la victoria de su rival.

Ahora el resultado debe ser ratificado por el Tribunal Constitucional, que anuló los resultados de las elecciones legislativas que se celebraron en diciembre debido a las deficiencias en la organización.

Touadéra, que fue primer ministro de la República entre 2008 y 2013, sustituirá a la presidenta de transición, Catherine Samba-Panza, que tenía prohibido presentarse a los comicios.

Se espera que esta nueva elección sirva para avanzar la reconciliación en un país azotado por la violencia sectaria.

La República Centroafricana protagoniza un tumultuoso proceso de transición desde que en 2013 los rebeldes Séléka derrocaran al presidente de entonces, François Bozizé, desencadenando una ola de violencia que ya ha causado miles de muertos y ha obligado a casi un millón de personas a huir de sus hogares.

La ONU ha jugado un papel fundamental en la restauración de la paz en el país africano. Los 11.000 cascos azules de la Misión de la ONU en el país (MINUSCA) contribuyeron a supervisar el proceso de elección para asegurarse de que transcurriese de manera pacífica.

Tras nueve meses de mayor estabilidad en la República Centroafricana, una nueva ola de violencia sectaria estalló en septiembre, acabando con la vida de al menos 130 personas hiriendo a 430 y provocando un aumento del 18 por ciento en el número de desplazamientos internos.

Noticias relacionadas