Una cuarta parte de los muertos en Afganistán en 2015 eran niños, denuncia la ONU

La representante especial del Secretario General para niños en conflictos armados, Leila Zerrougui, junto a Hikmat Karzai, viceministros de Asuntos Exteriories de Afganistán, durante conferencia de prensa en Kabul para informar sobre su visita al país. Foto: UNAMA/Fardin Waezi

Share

17 de febrero, 2016 — Una cuarta parte de todos los afganos que murieron el año pasado como consecuencia del conflicto eran niños, muchos de los cuales fueron atacados en escuelas y hospitales, denunció la representante especial del Secretario General para niños en conflictos armados.

Leila Zerrougui ha concluido esta semana su visita a Afganistán para evaluar la situación de los niños afectados por la guerra y tratar con las autoridades de encontrar maneras de mejorar su protección.

En una entrevista en la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA), Zerrougui lamentó que el conflicto en Afganistán siga teniendo un impacto tan devastador en los niños y que la ONU siga registrando cifras tan altas de muertes infantiles.

“En Afganistán lo que tenemos es un conflicto prolongado, que continúa desde hace mucho tiempo. El número de niños muertos es muy alto. Uno de cada cuatro muertos en 2015 era un niño”, dijo la representante especial.

Afganistán es uno de los siete países involucrados en la campaña “Niños, No soldados”. En 2011, el gobierno firmó un Plan de Acción con las Naciones Unidas para acabar y prevenir el reclutamiento y uso de niños en las fuerzas de seguridad nacional.

Zerrougui aplaudió el progreso del gobierno afgano en la implementación del Plan de Acción con el apoyo de la ONU, pero aseguró que todavía es necesario hacer más para asegurar la protección de los niños. Los grupos insurgentes siguen entrenando a grandes cantidades de soldados de menos de 18 años.

“En primer lugar debemos ampliar la Unidad de Protección Infantil a todas las provincias donde tenemos centros de reclutamiento. También hemos hecho un llamamiento a las fuerzas del Talibán y otros grupos armados para que dejen de reclutar a niños y que les dejen ir a la escuela”, dijo la representante especial.

El uso de niños soldados es ilegal en Afganistán, que ratificó la Convención de la ONU sobre los Derechos de los Niños en 1994, por el que se compromete a acabar con el reclutamiento de menores.

Noticias relacionadas