Naciones Unidas recomienda acciones a los Estados miembros para luchar cotra el Zika

No dejar agua estancada -usada por los mosquitos para reproducirse- es crucial para evitar la propagación del Zika. Foto: FAO/Simon Miana

Share

16 de febrero, 2016 — El brote del Zika y la preparación de los sistemas e instituciones sanitarias para responder a las necesidades de las personas infectadas fue el tema de una reunión especial convocada este martes por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC).

Durante el encuentro, funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de su oficina regional, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) informaron sobre el desarrollo del virus desde su descubrimiento en 1947 hasta la actualidad.

Desde enero de 2014 a febrero de este año, 33 países han informado de la transmisión del virus y la amenaza de salud asociada a su presencia en América Latina y el Caribe.

Durante la reunión, la directora ejecutiva de la Oficina de la OMS ante la ONU, Natela Menabde, explicó que la emergencia declarada es de categoría dos y que los servicios sanitarios deben estar preparados para trabajar ante la eventualidad de que aumenten los casos de los síndromes neurológicos o mal formaciones congénitas, supuestamente asociadas.

“Hay siete países que han informado de un aumento de los casos de microcefalia y del síndrome de Guillain Barré, con relación al virus Zika y es importante comprender que no existen pruebas suficientes para sacar conclusiones sobre esta asociación, aunque la correlación es muy elevada”, dijo Menabde.

Durante la reunión se informó que uno de los retos del momento es establecer un diagnóstico de laboratorio fiable para el dengue, el chikungunya y el zika, y que este es el tema central de una reunión con los Centros Colaboradores de la OMS de todo el mundo que se celebra este 16 y el 17 de febrero en Puerto Rico.

La OMS también solicitó a los países afectados ampliar sus métodos de combate al vector del virus, el mosquito Aedes, y a utilizar técnicas apoyadas por el Organismo Internacional de Energía Atómica y la FAO.

Noticias relacionadas