Siria permitirá el acceso de ayuda humanitaria a zonas sitiadas, tras reunirse con el enviado de la ONU

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, confía en retomar las conversaciones de paz en Ginebra en torno al 25 de febrero. Foto: ONU/Jean-Marc Ferré

Share

16 de febrero, 2016 — El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se encuentra en Damasco, donde sostuvo este martes una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores, Walid al-Mouallem, en la que abordaron la necesidad de que se permita la entrega de asistencia a las áreas que se encuentran sitiadas.

Al hablar a la prensa el enviado subrayó que la prioridad del momento es ofrecer ayuda humanitaria a las poblaciones vulnerables.

“El gobierno sirio tiene el deber de alcanzar a cada ciudadano dondequiera que se encuentre y permitir a la ONU ofrecerles ayuda humanitaria, principalmente después de tanto tiempo de penurias. La voluntad del gobierno será puesta a prueba mañana”, dijo De Mistura.

Tras esa reunión, la ONU anunció que el gobierno de Siria ha autorizado el acceso a siete áreas sitiadas en zonas rurales de Damasco y que las agencias humanitarias se preparan para enviar convoyes lo más pronto posible.

Por otro lado, la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) indicó que seis hospitales y una instalación de atención de salud primaria resultaron dañados o destruidos por los bombardeos del lunes en ciudades del norte y el sur del país. Este ataque se añade a los otros trece perpetrados contra este tipo de instalaciones el mes pasado.

El coordinador residente de la ONU, Yacoub El Hillo, y el coordinador humanitario regional para la crisis siria, Kevin Kennedy, condenaron enérgicamente esos ataques y urgieron a todas las partes del conflicto a tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles.

Noticias relacionadas