El PMA consigue llegar por segunda vez a la ciudad sitiada de Taiz

En muchas áreas de Yemen, devastadas por el conflicto, la continua inseguridad impide el acceso a las organizaciones humanitarias. Foto: PMA/Ammar Bamatraf

Share

15 de febrero, 2016 — Por segunda vez en lo que va de año, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas ha conseguido llegar a la ciudad yemení de Taiz, que sufre una grave inseguridad alimentaria y donde los intensos combates han hecho que el acceso de las organizaciones humanitarias sea prácticamente imposible.

El sábado, un convoy alcanzó la zona de Al Qahira con alimentos para atender a unas 18.000 personas, asegura la agencia en un comunicado de prensa. Los suministros incluyen unas 3.000 raciones de aceite vegetal, trigo, legumbres y azúcar suficiente para una familia de seis durante un mes.

El conflicto que azota el país ha agravado el problema de la inseguridad alimentaria, sumando en menos de un año unos 3 millones al número de personas que pasan hambre en Yemen.

Según la estimación anual de necesidades humanitarias de la ONU para 2016, unos 7,6 millones de yemeníes afrontan una severa inseguridad alimentaria.

Noticias relacionadas