MINUSMA condena ataque en Mali que acaba con la vida de 3 cascos azules

Cascos azules senegaleses desplegados en Mali como parte de la Misión de la ONU en ese país. Foto: ONU/Marco Dormino

Share

12 de febrero, 2016 — El enviado especial de Naciones Unidas para Mali expresó este viernes su indignación por el ataque contra un campamento de la ONU en Kidal, en la región noreste del país, que acabó con la vida de al menos tres cascos azules e hirió a otros 30.

En un comunicado de prensa, Mahamat Saleh Annadif aseguró que, en nombre del Secretario General, condenaba este acto de odio perpetrado apenas una semana después del acuerdo local entre la Coordinadora de Movimientos de Azawad (CMA) y la coalición de grupos armados, denominada Plataforma, y 48 horas después de su visita a Kidal.

Según el comunicado, a las 7 de la mañana, una sede de la Misión de la ONU en Mali (MINUSMA) fue blanco de un complejo ataque con cohetes.

Annadif resaltó que este grave ataque refleja el caos de los enemigos de la paz, ya que se produce en un momento en el que la implementación del acuerdo de paz en Mali se convierte en una realidad cada vez más factible.

En junio, el CMA firmó el acuerdo de paz, después de que lo firmaran en mayo el gobierno y Plataforma.

Con el apoyo de la MINUSMA y otras agencias y programas de la ONU, el gobierno de Mali ha estado tratando de restaurar la estabilidad y poner en marcha su reconstrucción después de una serie obstáculos a principios de 2012, incluyendo un golpe de Estado y nuevos enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes tuareg.

Aunque se desconoce la identidad de los autores del ataque, representantes de la MINUSMA no descartan que haya sido perpetrado por algún grupo extremista asociado con Al Qaeda.

Noticias relacionadas