Las políticas sobre drogas deben contemplar la salud pública y los derechos humanos, dice Ban

Cultivos de opio. Foto de archivo: UNODC

Share

10 de febrero, 2016 — El Secretario General de la ONU aseveró hoy que las políticas para afrontar el problema que suponen las drogas a nivel global precisan de un enfoque basado en los derechos humanos y la salud pública, que incluya prevención, tratamiento y cuidados médicos.

Ban Ki-moon participó en una reunión informal de la sesión especial de la Asamblea General sobre el Problema Mundial de las Drogas.

En ese foro, Ban dijo que el combate a las drogas requiere de una responsabilidad internacional compartida pues se trata de una cuestión muy compleja y multifacética.

“Las drogas propician la violencia, impiden el desarrollo sostenible, ponen en riesgo a comunidades enteras y socavan la salud de la gente en todo el mundo”, subrayó.

Agregó que el problema también está conectado con la corrupción, el terrorismo y los flujos ilícitos de dinero.

Ban señaló que los narcos a menudo pueden traficar con personas y armas, además de cometer secuestros, asesinatos y otros crímenes.

Destacó asimismo las sobredosis, la diseminación del VIH y la hepatitis y otros graves problemas de salud pública ligados a las drogas.

Para concluir, el titular de la ONU subrayó la importancia de combatir el problema de las drogas ilícitas para así promover sociedades inclusivas y pacíficas e impulsar el desarrollo sostenible.

Noticias relacionadas