UNICEF y UNFPA abogan por eliminar la Mutilación Genital Femenina para 2030

Mujeres del poblado de Halajay Gawra, en el norte de Iraq. UNICEF trabaja en esa localidad para erradicar la mutilación genital femenina. Foto de archivo: UNICEF/UN09330/Mackenzie

Share

05 de febrero, 2016 — La Mutilación Genital Femenina es una práctica violenta que marca a niñas y adolescentes para toda la vida, además de poner en riesgo su salud, privarlas de sus derechos y negarles la posibilidad de alcanzar su pleno potencial.

UNICEF y el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) afirmaron hoy que esa práctica también refleja la discriminación de género y perpetúa un círculo vicioso que afecta el desarrollo.

Dados esos efectos negativos tanto para las mujeres como para la sociedad en su conjunto, Anthony Lake y Babatunde Osotimehin, directores ejecutivos de UNICEF y UNFPA, respectivamente, llamaron a erradicar esas mutilaciones para 2030.

En vísperas del Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, que se celebra el 6 de febrero, los jefes de ambas agencias llamaron a mejorar la recolección de datos para medir las dimensiones de esa práctica y poder actuar de manera más eficiente.

Señalaron que hace falta informar y estimular más a las comunidades y familias para que abandonen ese tipo de violencia, y destacaron la necesidad de trabajar con un mayor número de comunidades médicas tradicionales y no tradicionales, persuadiéndolas para que se nieguen a practicar o apoyar la mutilación.

UNICEF y UNFPA aseveraron, por otra parte, que es imperativo apoyar a más mujeres, niñas y adolescentes que han sufrido esa práctica y brindarles servicios de salud y respaldo emocional para que superen el trauma.

La Mutilación Genital Femenina está presente principalmente en África y Medio Oriente, aunque también afecta a comunidades en Asia, Australia, Europa, América del Norte y del Sur.

Noticias relacionadas