MINUSCA repatriará a cascos azules de la República del Congo tras nuevas denuncias de abusos sexuales

Cascos azules de la Misión de Estabilización de la ONU en la República Centroafricana estarían implicados en las nuevas denuncias de abusos sexuales. Foto de archivo: MINUSCA/Nektarios Markogiannis

Share

04 de febrero, 2016 — La Misión de la ONU en la República Centroafricana (MINUSCA) informó hoy que repatriará a 120 soldados de la República del Congo tras investigar nuevas denuncias sobre abusos y explotación sexual por parte de cascos azules.

MINUSCA señaló haber identificado siete nuevos casos denunciados por los investigadores de una organización de derechos humanos el 21 de enero pasado.

La ONU despachó de inmediato a un equipo de investigadores a Bambari, donde habrían ocurrido todos los casos.

Según las evidencias iniciales halladas por ese grupo, cinco de las víctimas son menores de edad y sufrieron abuso sexual mientras una persona adulta sufrió explotación. Los investigadores no pudieron entrevistar a la séptima presunta víctima, aunque se les reportó que también es menor de edad.

Los soldados implicados en las imputaciones son nacionales de la República del Congo y de la República Democrática del Congo. La ONU notificó a los gobiernos de ambos países para que inicien una investigación.

Dada la gravedad de las acusaciones y las evidencias iniciales encontradas, la ONU decidió repatriar a los 120 soldados de la República del Congo que fueron desplegados en Bambari del 17 de septiembre al 14 de diciembre de 2015.

Las repatriaciones se harán cuando terminen las investigaciones, mientras tanto, los militares estarán confinados en las barracas.

El representante especial de la ONU para la República Centroafricana y jefe de la MINUSCA, Parfait Onanga-Anyanga viajó hoy a Bambari, donde expresó su consternación y vergüenza, y les recordó a las tropas que el abuso y la explotación sexual constituyen una violación de los derechos humanos y de las normas de la ONU.

“Y eso es un doble crimen que afecta a las mujeres y niños vulnerables que han venido a proteger”, subrayó.

La MINUSCA mantiene informadas sobre los eventos a las autoridades de la República Centroafricana.

Noticias relacionadas