DDHH alerta sobre deportación de niños refugiados en Australia a un centro de detención en una isla

Rupert Colville Foto: ONU

Share

03 de febrero, 2016 — Australia planea deportar a 260 personas, incluyendo a 54 niños y 37 bebés nacidos en el país, a un centro de detención de inmigrantes en la isla de Nauru tras obtener la aprobación del Alto Tribunal.

Esta decisión ha alarmado al Comité de la ONU de los Derechos del Niño, que recordó a las autoridades australianas que bajó la Convención sobre los Derechos del niño, de la cual Australia es parte firmante, debe priorizar el bienestar de los niños a la hora de tomar cualquier decisión que les afecte.

La mayoría de los refugiados fueron presuntamente trasladados a Australia desde los centros de detención que el país tiene en la isla de Nauru para recibir tratamiento médico y su estado de salud física y mental es delicado. El grupo incluye a más de 12 mujeres y por lo menos un niño que sufrieron agresiones sexuales o abusos en Nauru.

Esa decisión se tomó amparándose en un fallo favorable del Alto Tribunal de Australia que permite al gobierno detener a solicitantes de asilo en terceros países.

El presidente del Comité, Benyam Mezmur, expresó su preocupación por la decisión del Alto Tribunal ya que esos niños y sus familias se enfrentan a grandes riesgos al ser enviados a un lugar que no se puede considerar seguro ni adecuado.

El portavoz de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Rupert Colville, añadió que Australia podría estar en riesgo de infringir sus obligaciones bajo la Convención contra la Tortura que prohíbe devolver a una persona a otro Estado cuando haya razones fundadas para creer que estaría en peligro de ser sometida a tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Finalmente, urgió al gobierno de Australia a abstenerse de transferir a esas personas a Nauru.

Noticias relacionadas