Junta de Fiscalización de Estupefacientes llama a garantizar el acceso a las drogas para el dolor

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes pidió a los países garantizar el acceso a las drogas para el dolor. Foto: UNIS

Share

03 de febrero, 2016 — La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes informó que aunque en el mundo actual se producen sustancias suficientes para aliviar el dolor, tres de cada cuatro personas en el mundo carecen de acceso a ellas.

Un informe de ese órgano de la ONU divulgado hoy explicó que el acceso limitado o nulo a los estupefacientes se debe a varios obstáculos entre los que se cuentan la falta de capacitación y conocimiento de los profesionales de la salud, el temor a la dependencia de las drogas y la falta de recursos.

En ese sentido, instó a los países a tomar medidas que garanticen que esos medicamentos estén disponibles para los enfermos que los precisen.

La publicación reporta los hallazgos de un estudio sobre la disponibilidad de los narcóticos y las sustancias psicotrópicas, los controles internacionales y las barreras e impedimentos nacionales para obtenerlas.

Destaca que pese a las Convenciones de la ONU que estipulan que ciertas drogas para el dolor deben ser accesibles a los enfermos, 5.500 millones de personas tienen un acceso limitado o nulo a analgésicos esenciales como la codeína o morfina.

La Junta también señala, por ejemplo, que el 92% de la morfina que se utiliza en el mundo es consumida por el 17% de la población mundial y recuerda que esa sustancia es indispensable para tratar el dolor causado por el cáncer, el VIH-SIDA, las enfermedades cardiacas, la diabetes, las cirugías y los partos.

El estudio agrega que el consumo de morfina se concentra en Estados Unidos, Canadá, Europa Occidental, Australia y Nueva Zelanda, donde su uso ha crecido significativamente durante los últimos 25 años, suscitando preocupaciones por el abuso de los medicamentos que requieren receta médica.

Con respecto a los psicotrópicos como sedantes, hipnóticos o ansiolíticos, el informe subraya que son esenciales para el tratamiento de enfermedades o afecciones mentales entre las que se cuentan el insomnio, la ansiedad, la epilepsia y el déficit de atención o hiperactividad.

Ante la proximidad de la sesión especial que celebrará la Asamblea General de la ONU en abril de este año en Nueva York sobre el problema mundial que implican las drogas, la Junta Internacional enfatizó que el acceso inadecuado a esas sustancias contradice el espíritu del artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y recordó que el derecho a cuidados médicos incluye los cuidados paliativos.

Noticias relacionadas