FAO destaca la importancia de la diversidad genética del ganado ante el calentamiento global

Preservar la diversidad genética del ganado es fundamental para lograr la seguridad alimentaria frente al cambio climático, señaló la FAO. Foto: FAO/Giuseppe Bizzarri

Share

27 de enero, 2016 — La diversidad genética del ganado es clave para poder alimentar a la población en un planeta cada vez más caliente e inhóspito, sostuvo hoy la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según un nuevo informe de esa agencia, muchas razas de animales continúan amenazadas y perderlas reduciría las opciones para lograr la seguridad alimentaria para toda la gente, por lo que pidió un mayor esfuerzo para proteger y utilizar el patrimonio genético de manera sostenible.

El estudio detalla que casi 1.500, o un 17% de las razas de animales de granja corren peligro de extinción, mientras que la situación de riesgo del 58% se desconoce debido a la falta de datos sobre el tamaño y la estructura de sus poblaciones.

Entre 2000 y 2014 se extinguieron cerca de 100 razas de ganado debido al cruzamiento indiscriminado, principalmente.

El informe señala que otras amenazas comunes a la diversidad genética son el creciente uso de razas no autóctonas, las políticas e instituciones inadecuadas que regulan el sector ganadero, el declive de los sistemas de producción ganadera tradicionales, y el abandono de las razas que no se consideran lo suficientemente competitivas.

Europa y el Cáucaso, y América del Norte son las dos áreas en el mundo con la mayor proporción de las razas en situación de riesgo, indicó la FAO.

Ambas zonas se caracterizan por industrias ganaderas altamente especializadas, que tienden a utilizar sólo un pequeño número de razas para la producción.

Noticias relacionadas