Tras visita a la asediada Taiz, la ONU pide el acceso ilimitado a la ayuda humanitaria

En muchas áreas de Yemen, devastadas por el conflicto, la continua inseguridad impide el acceso a las organizaciones humanitarias. Foto: PMA/Ammar Bamatraf

Share

23 de enero, 2016 — El coordinador humanitario de la ONU para Yemen hizo hoy un llamamiento a las autoridades y partes enfrentadas en el país azotado por la guerra para que permitan el acceso ilimitado a la asediada ciudad de Taiz, tras ver de primera mano la situación desesperada de sus habitantes, que no tienen comida ni medicamentos para poder sobrevivir.

Tras una visita con otros funcionarios de la ONU a las provincias de Taiz e Ibb, Jamie McGoldrick aseguró haber sido testigo del impacto del conflicto y las dificultades que están afrontando los civiles.

El coordinador aseguró que sólo unas cuantas tiendas están abiertas. Los servicios básicos, como el agua y el combustible, son escasos. En declaraciones a Radio ONU, describió su visita al hospital de Al Thawra, uno de los pocos que siguen abiertos en en la región a pesar del peligro y la falta de suministros.

“El hospital ha sido atacado repetidamente durante el conflicto, al igual que muchas otras instalaciones en Yemen. No se han librado ni han sido protegidas como deberían bajo la ley internacional. Vimos un servicio admirable a la población”, dijo McGoldrick.

En las últimas semanas, la ONU ha hecho repetidos llamamientos para pedir el acceso humanitario a Taiz y demás ciudades sitiadas en el país, donde los civiles carecen de las necesidades más básicas.

El coordinador reafirmó el compromiso de la ONU de seguir ayudando al pueblo de Yemen.

Noticias relacionadas