La guerra en Yemen tiene efectos devastadores en los niños, alerta UNICEF

Niño con desnutrición recibe tratamiento en un hospital de Sana´a. Foto: UNICEF/ UNI191720/Yasin

Share

12 de enero, 2016 — Unos diez millones de niños en Yemen se encuentran expuestos a enfermedades, dolor, violencia, privaciones y un sufrimiento generalizado como consecuencia de la guerra en su país, alertó hoy el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

El representante en Yemen de UNICEF, Julien Harneis, expresó alarma por los continuos bombardeos y enfrentamientos en las calles, que colocan a los menores en una situación vulnerable y desesperada.

Harneis explicó que si bien los datos confirmados por la ONU indican que 747 niños han muerto y 1.108 han sido heridos desde marzo pasado, es difícil medir el impacto directo del conflicto en los menores, además de que esas cifras son sólo una parte del problema y podrían ser más altas.

“Los efectos de la violencia en civiles inocentes son mucho mayores. Los niños constituyen al menos la mitad de los 2,3 millones de personas desplazadas y de los 19 millones que sufren para conseguir agua”, apuntó.

Además, 1,3 millones de menores de cinco años están en riesgo de desnutrición aguda y de enfermedades respiratorias graves, y al menos 2 millones de niños no pueden ir a la escuela, detalló Harneis.

Agregó que UNICEF y otras agencias humanitarias hacen todo lo que pueden para asistir a los niños y las familias yemenitas en un entorno extremadamente peligroso.

Gracias a este trabajo, han logrado vacunar a más de 4 millones de menores de cinco años contra la polio y dan tratamiento a 166.000 niños desnutridos. Asimismo, distribuyen agua y otros bienes básicos.

Sin embargo, hace falta hacer mucho más, los niños de Yemen precisan ayuda urgente, y la necesitan ahora, por lo que las partes en conflicto deben permitir el acceso irrestricto de la asistencia y el personal humanitario a todo el territorio, puntualizó Harneis.

Noticias relacionadas