El gobierno sirio no ha impedido la entrega de ayuda humanitaria en Madaya, afirma el embajador ante la ONU

Bashar Ja’afari. Foto de archivo: ONU/Mark Garten

Share

11 de enero, 2016 — El gobierno de Siria refuta terminantemente que haya impedido la entrega de ayuda humanitaria a la población de Madaya, al igual que las afirmaciones de que la población de esa localidad esté muriendo de hambre, dijo hoy el embajador sirio ante la ONU.

En declaraciones a la prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Bashar al Jaafari aseveró que las autoridades de su país no sólo han enviado asistencia a las poblaciones sitiadas por grupos terroristas, sino que también han solicitado a la ONU que las apoye en esa tarea. En el caso de Madaya, en conjunto con Naciones Unidas y la Cruz Roja, se mandaron convoyes en octubre y diciembre, especificó.

El diplomático explicó que los grupos terroristas que operan en Siria son los responsables de que los suministros humanitarios no lleguen a la población, ya que saquean los vehículos que los transportan y luego revenden a precios exorbitantes esos bienes básicos.

“Hay un problema, sí. Pero el problema es que los terroristas están robándose la asistencia humanitaria de la Media Luna Roja y de la ONU. Se llevan esa asistencia a sus almacenes y luego la utilizan como arma política y financiera para sobrevivir”, aseguró.

Asimismo insistió en que la población de Madaya no está muriendo de hambre y acusó a algunos medios de comunicación de fabricar las imágenes que han circulado durante los últimos días, en las que aparecen niños que padecen inanición.

Jaafari sostuvo que una de esas imágenes, la de una menor a quien se le ha llamado “Mona Lisa siria”, no es siquiera siria, sino que se trata de una niña libanesa que vive en Sidón.

Finalmente, el embajador afirmó que Siria entera con sus 23 millones de habitantes se encuentra sitiada por grupos terroristas y por países que le imponen sanciones económicas y perjudican a la población.

El objetivo de esos países, señaló Jaafari, es sabotear las conversaciones que se celebrarán este mes en Ginebra para buscar una solución al conflicto en Siria.

Noticias relacionadas