OCHA subraya el impacto devastador de El Niño en el mundo

Los cultivos den Fiji son afectados por El Niño. Foto: OCHA/Danielle Parry

Share

07 de enero, 2016 — El coordinador humanitario de la ONU, Stephen O’Brien, subrayó hoy los efectos devastadores que El Niño está teniendo en distintas regiones del planeta y pidió acciones urgentes para mitigarlos.

En una reunión informativa para reiterar la alarma sobre el fenómeno meteorológico y planear una respuesta colectiva a los daños que causa, el alto funcionario hizo un llamado a la acción.

“Si actuamos ahora salvaremos a muchas personas y sus medios de vida y evitaremos emergencias humanitarias más graves. En algunas regiones millones de personas ya experimentan inseguridad alimentaria causada por las sequias relacionadas con El Niño. En otras partes del mundo contamos con un margen muy reducido para prepararnos para lo que sabemos que ocurrirá dentro de unos meses”, dijo el responsable de OCHA.

Añadió que la fuerza del episodio actual de El Niño ha puesto al mundo en un curso desconocido y que aunque el fenómeno no es un resultado del cambio climático, el hecho de que ocurra en un clima que ha cambiado, hace menos predecible su impacto.

O´Brien expresó especial preocupación por los países de Centro y Sudamérica, de la región del Pacifico y del este y occidente de África.

Mencionó que Honduras, Guatemala, El Salvador y Haití son particularmente vulnerables porque las lluvias que registraron entre marzo y septiembre del año pasado, por debajo del promedio, provocaron pérdidas significativas de cosechas y aumentaron la necesidad de ayuda alimentaria para millones de personas.

Añadió que más de 4,2 millones de habitantes de Centroamérica, incluyendo a 3,5 millones en Honduras, Guatemala y El Salvador, son afectados por una de las sequías más severas que se recuerden en la historia de la región.

En Haití, el 30% de su población, unos 3 millones de personas, sufren inseguridad alimentaria, de ellos 800.000 se encuentran en una situación grave y precisan ayuda con urgencia.

El titular de OCHA apuntó que por su naturaleza y escala, el fenómeno de El Niño constituye una prueba crítica para el sistema humanitario mundial en el área de la acción temprana y en la capacidad de la comunidad internacional de actuar de manera conjunta con los gobiernos y comunidades de los países más vulnerables.

Noticias relacionadas