ONU acoge con beneplácito la autorización para acceder a zonas asediadas en Siria

Una familia siria se prepara para huir de una zona sitiada. Foto: UNICEF/Amer Al Shami

Share

07 de enero, 2016 — La ONU acogió hoy con beneplácito la aprobación del gobierno de Siria para la distribución de asistencia humanitaria en las localidades de Madaya, Fua y Kefraya, e informó que prepara el envío de caravanas con ayuda vital durante los próximos días.

El organismo mundial había solicitado el acceso humanitario irrestricto a las áreas sitiadas en Siria, donde unas 400.000 personas se encuentran atrapadas sin acceso a agua y alimentos.

En un comunicado conjunto, los coordinadores humanitarios de la ONU para la crisis en Siria, Yacoub el Hillo y Kevin Kennedy, señalaron que han recibido informaciones creíbles sobre personas que han muerto de hambre o que han sido ultimadas al intentar huir de Madaya, donde se estima que hay 42.000 civiles sitiados.

El texto recuerda que la última vez que entró en Madaya un convoy de asistencia de la ONU y otras agencias humanitarias fue el pasado 18 de octubre, aunque en diciembre se pudo evacuar a numerosos enfermos.

Según datos de la ONU, 4,5 millones de personas viven en zonas de difícil acceso en el país árabe. Esto incluye a las 400.000 que habitan en áreas asediadas.

Los coordinadores humanitarios recordaron que el derecho humanitario internacional prohíbe atacar a civiles o dejarlos morir de inanición.

Noticias relacionadas