Banco Mundial prevé crecimiento económico moderado en 2016

La economía mundial registrará un crecimiento moderado en 2016, según el Banco Mundial. Foto: ONU/Tobin Jones

Share

07 de enero, 2016 — El crecimiento débil de los principales mercados emergentes afectará a la economía global, estimó el Banco Mundial en su informe de Perspectivas para 2016.

No obstante, el organismo financiero consideró que la actividad económica tendrá un repunte moderado hasta alcanzar el 2,9 %, frente al 2,4 % registrado en 2015, con la recuperación de las economías avanzadas.

Según las proyecciones, las economías en desarrollo crecerán un 4,8% en 2016, menos de lo que se había previsto anteriormente, pero más del 4,3% registrado el año pasado.

El crecimiento se desacelerará aún más en China, mientras que Rusia y Brasil seguirán en recesión este año. Por su parte, la región de Asia meridional, encabezada por la India, presenta un panorama esperanzador.

El informe señala que la debilidad observada simultáneamente en la mayoría de los principales mercados emergentes dificulta la posibilidad de alcanzar los objetivos de reducción de la pobreza y prosperidad compartida, ya que dichos países contribuyeron enormemente al crecimiento mundial en los últimos años.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, recordó que más del 40% de la población pobre del mundo vive en países en desarrollo, donde el crecimiento se desaceleró en 2015, y advirtió que esos países deben fomentar su capacidad de recuperación ante una situación económica más endeble y proteger a los más vulnerables.

Con respecto a América Latina y el Caribe, el Banco Mundial pronostica que la actividad económica registrará cero crecimiento después de contraerse un 0,9 % en 2015, mientras lucha contra la persistente disminución del precio de los productos básicos y los problemas internos que aquejan a las economías más grandes de la región.

Sin embargo, describió diferencias entre las subregiones, y el mayor avance de los países en desarrollo de América Central y del Norte y el Caribe compensará la debilidad de América del Sur.

Noticias relacionadas